Jeremy Soma

7 artistas a seguir en 2024

Apostamos por algunos nombres que pueden terminar de dar el gran salto este año

Por Anton Casas

Desempolvamos la bola de cristal para tratar de vislumbrar los artistas que, en este 2024, pueden pasar de vivir bajo los límites del potencial de futuro para consagrarse como estrellas de presente con todas las de la ley. Surfeando la ola del drum’n’bass o empañando los cristales a base de amapiano, renovando el trap patrio o introduciendo descaro femenino al rap game, tanteando pequeños matices en el flamenco o haciendo reguetón con sentimiento emo. Seleccionamos siete artistas a los que seguir el rastro. Un número especial con el que transmitirles algo de suerte, aunque seguramente no la vayan a necesitar.

El Bugg

El trap en España lleva reclamando nuevas voces desde hace tiempo. Y, aunque en una primera escucha puedas pensar que estás teniendo un déjà vu y que, de hecho, quién rapea es Yung Beef, quién se está dejando el alma en el micro no es El Seco si no El Bugg. A este joven de Motril la comparación con su paisano granadino puede no hacerle mucha gracia, aunque ya quisieran muchos esa similitud –tanto en la voz como en lo qué transmite– con uno de los reyes del trap en español. Como muchos otros cronistas del bajo mundo, El Bugg toca bastantes palos, con el trap como base pero arrimándose al reguetón cuando el cuerpo se lo pide, incluso cortando su producto con breakbeats en algunos temas. Un fallo, un bugg en el sistema, que quizá ayude a reparar una escena que empezaba a dar señales de avería.


GALE

“Como si Bad Bunny, Dua Lipa y Avril Lavigne tuvieran una bebé”, así define GALE su estilo musical. Carolina Isabel Colón Juarbe, el nombre real de la artista puertorriqueña, empezó su carrera en la industria componiendo para nombres de la talla de Anitta, Shakira, Juanes, Christina Aguilera, Pharrell Williams, Cardi B, Manuel Turizo, David Bisbal, Pablo Alborán, Myke Towers y Ozuna, entre otros. Con un primer disco en solitario como carta de presentación de su proyecto personal, GALE ha empezado a contar su propia historia a partir de canciones de ruptura a ritmo de pop, punk y reguetón para representar el momento en que decidió “escogerse a sí misma”, tanto sentimental como musicalmente. Ella ha ganado en autoestima y Puerto Rico ha ganado una nueva estrella.


José del Curro

Uno de los nombres a seguir dentro de la nueva generación de cantaores madrileños. Nacido en Parla en 1991, José del Curro se aficionó al cante a los 11 años, inspirado por Camarón, Chocolate, Rafael Romero o el compositor Juan Antonio Salazar. Ha colaborado con Israel Fernández o Belén López, además de acompañar a Omar Montes en su gira así como a los raperos Ayax y Prok. Seguramente de esta última experiencia surgió el contacto con Blasfem, productor del dúo y encargado de ayudar al cantaor a acometer la grabación de su primer disco, a publicar este año y del que ya conocemos unas bulerías y unos tangos. En la producción y composición también le ha ayudado el veterano Monty, manteniendo el proyecto dentro de unos parámetros bien delimitados. Y es que, a pesar de entender que la fusión hecha con respeto puede ayudar al flamenco a seguir creciendo, ampliando su campo de recepción, del Curro valora mucho la ortodoxia dentro del género como forma de reivindicar la identidad del pueblo gitano, y así lo transmite.


Kenya Grace

Quizá los breakbeats se nos han ido un poco de las manos en 2023, pero no parece que la tendencia vaya a desinflarse, al menos a corto plazo. Subida a esta ola de nostalgia noventera, Kenya Grace, nacida en Sudáfrica pero criada en Inglaterra, consiguió un éxito viral –vía TikTok– con “Strangers”, logrando ser la segunda artista femenina en colocar un tema compuesto y producido completamente en solitario en el número uno de las listas británicas –su predecesora fue Kate Bush, para contextualizar lo triste, por inusual, de la hazaña–. Dio continuidad a su pop imbuido por drum’n’bass líquido y 2-step con varios sencillos y ya ha confesado que espera poder sacar su disco de debut este año, definiéndolo como un trabajo “oscuro, atmosférico e influenciado por la música de baile”. A priori, mal no suena.


LaBlackie

Agitadora del strip rap en España, esta joven de Barcelona con orígenes tanzanos lleva levantando la voz desde hace unos tres años para cubrir un hueco, el de rapera descarada capaz de abrazar a sus amigas pero también la barra del club, del que la escena estadounidense va sobrada –empezando por la madre de todas, Nicki Minaj, ídola principal de Blackie– pero que por estos lares escaseaba. Indudablemente, su featuring en el último disco de Cruz Cafuné ha expuesto su nombre a una mayor audiencia, pero es en solitario, o acompañada por otras raperas, cuando La Neumann (su otro aka) despliega todo su potencial con barras explícitas y bien lubricadas lanzadas con una actitud que es imposible fingir, autodefinida como vibe de pretty bitch. Un cargamento de sencillos –en los que tanto se marca un drill como un dancehall– ha ido aupando una carrera desenfadada en la que Blackie tan pronto te versiona (y encarna) a Ice Spice o a Sexyy Red como se atreve con un freestyle minimalista lleno de punchlines, y que, tras un primer EP, ya reclama disco de debut.


The Last Dinner Party

Se lleva vendiendo desde hace medio año como el último hype británico, y, tras su paso por festivales como Glastonbury o el Bilbao BBK Live –este año tocarán en el Primavera Sound Barcelona– y haber fichado por una multinacional con tan solo un single en su catálogo, ya han sido acusadas de industry plant y grupo manufacturado. Su defensa, en cualquier caso, es su música, con ya cinco canciones publicadas que anticipan el que será su disco de debut, cuyo lanzamiento está previsto para el próximo 2 de febrero. Han sido respaldadas por Nick Cave y han teloneado a Florence & The Machine. ¿Más? Ya se les ha concedido el BRITs Award a grupo emergente, uno de los premios con más prestigio en la industria musical británica. Todo esto, claro, avalado por su pop teatral e indie rock de época, perfecto para presentarte a la hora del té con unas Converse bien enfangadas.


Tyla

Esto es como jugar con las cartas marcadas; Tyla es una de las apuestas más fáciles teniendo en cuenta la repercusión y el éxito obtenido por “Water”, un hit que la está catapultando a la etiqueta de nueva estrella generacional del amapiano. Con referencias tan claras, y globales, como Rihanna o Aaliyah, la artista explota al máximo la capacidad sensual del R&B unida con los ritmos cálidos del house sudafricano y el alcance masivo del mejor pop. Que Travis Scott o Marshmello se hayan subido a este carro viral con sendos remixes no es más que una simple y banal anécdota en el marco de la irrupción de la artista sudafricana, cuyo disco de debut está previsto que vea la luz el próximo 1 de marzo. Es probable que con él lleve la música de baile de Sudáfrica (aún) más allá de sus fronteras.


Foto: Jeremy Soma

Disfruta del 100% de las ventajas de SMUSIC haciéndote cliente Santander aquí


Las canciones de la semana - 19/4

Taylor Swift, Rauw Alejandro, Peso Pluma, Bad Gyal, Ozuna, Saiko, Jamie xx, Alice Glass, DJ Snake…

Leer

Los highlights del primer finde de Coachella 2024

El festival más grande del mundillo ofrece un paseo nostálgico cada vez más disperso generacional y estilísticamente, pero igual de emocionante

Leer

La nueva etapa de Maggie Rogers, en 5 claves

Analizamos “Don’t Forget Me”, el nuevo disco de la cantautora y productora estadounidense

Leer

Kendrick Lamar y Drake escalan su Guerra Fría

El hip hop es un deporte de competición… y de contacto. Repasamos la relación entre los dos raperos y la nueva polémica desatada por Lamar en “Like That”

Leer