Carteles y teles de SMUSIC en el Lula Club

Así fue el evento de lanzamiento de SMUSIC

La nueva plataforma transmedia especializada en contenido musical se presentó en Madrid la velada del 20 de septiembre.

Si las fronteras están para romperse y las nuevas generaciones, tanto las que cedemos con orgullo y con gusto el testigo como las que lo recogen con entusiasmo, nos hemos empeñado en que el criterio no tiene nada que ver con el gusto y en que el valor social de las cosas muchas veces es el más importante, esto tenía que pasar. Tenía que haber una plataforma como SMUSIC porque parece que ha existido siempre. ¿Unir Rockdelux con SuperPop? Sí. ¿Por qué no? ¿Y que lo impulse el Banco Santander? Esto es un poco por lo que hemos peleado. Nos merecíamos, os merecéis, una revista como esta –y digo revista porque a lo tonto me hago mayor, pero se me entiende, supongo–. Que sabe de dónde viene pero que también sabe a dónde va. Y que por el camino no hace prisioneros porque al final, aquí, todo va sobre lo que nos gusta. Pero también de intentar entender por qué nos gusta.

El pasado 20 de septiembre se presentó en Madrid, en el Lula Club de la Gran Vía, SMUSIC, con un plantel ecléctico de invitados y artistas liderado por las actuaciones de Vicco –una de las estrellas del año, y ubicua en el verano de todos, gracias a su participación en el Benidorm Fest con esa “Nochentera” que ha funcionado un poco como el “Ay Mamá” de Rigoberta Bandini el año pasado, el típico tema que todos tenemos como la extraña sensación de que es capaz de petarlo excepto los miembros del jurado– y Recycled J, emperador del pop urbano español. A ellos se han sumado Andrea Vandall, calentando el ambiente con una ensalada de dembow, pop y electrónica urbana, y un experimentado Carlos Jean que ha ejercido como maestro de ceremonias y que representa, en parte, el pacto generacional que firmamos en SMUSIC desde ya. El presente no se entiende sin el pasado y el pasado no se entiende sin el presente. Y, si en esto no hay discusión, para entender el futuro es necesario vivir un poco entre las dos. Igual que todo vuelve, nada vuelve como vino: un pensamiento que siempre ha definido la carrera de Jorge Escorial Moreno, desde NASA, Hijos de la Ruina y Cool a un presente en el que, haciendo suyo el cruce de influencias entre The Weeknd y Rauw Alejandro, su único hilo conductor es la necesidad de reinventarse.

El mismo espíritu define a SMUSIC. Cuando los medios especializados parecen dejar de tener sentido, desde Santander apuestan por uno, pero uno que es consciente del modo en que los medios se consumen hoy en día y que, por tanto, opta por desplegarse en todas las pantallas, configurando un multiverso en el que suceden, al mismo tiempo, en todas partes, sesiones especiales para Youtube, contenidos cápsula para TikTok e Instagram, entrevistas visuales a pie de concierto y a pie de festival y artículos en los que personas como yo, humildes operarios del incomprendido arte de escribir sobre lo que nos apasiona, te dan la chapa sobre algo que a lo mejor no sabías que te interesaba.

Pero nada de esto tiene sentido sin el público. Soberano, en SMUSIC habrá espacio para artistas ajenos a los circuitos habitualmente especializados, a los que habitualmente obvia lo mal llamado –y mal entendido como– cool y que parecen una evidencia entre las grandes audiencias. Gracias a gente como Natalia Lacunza y a las nuevas posibilidades que, en el mainstream, han abierto artistas kamikaze como Amaia, Lola Indigo, Aitana o Alba Reche, hoy es menos raro reconocerle el talento y la valía a artistas como Pablo López, muy presente también en el vídeo de presentación de SMUSIC e injustamente denostado desde las atalayas culturales pese a haber escrito temas como “El patio”

Si algo quedó claro en la presentación de anoche es que aquí no hay torres de marfil –los canapés rularon por las dos zonas, a uno y otro lado del cordón de terciopelo–: en nuestras cabezas, experiencias de esas del pasado que nos cuentan nuestros padres, nuestros maestros, nuestros referentes, como las que le daba por montar a MTV. Y en nuestros corazones aventuras de las que parece que lo tienen todo contra corriente como Red Bull Music Academy. Quizá esto sea solo un capítulo más en la historia de las locuras que se hacen por la música. Pero es nuestro capítulo. Y la verdad, yo no quiero que me lo vuelvan a contar.

Este mismo día se lanzó un sorteo en el perfil de instagram de SMUSIC en el que se sortea una entrada doble VIP para Primavera Sound Barcelona 2024 con viaje y alojamiento incluidos. Bases legales aquí.


Escrito por Diego Rubio || Fotos: Alfredo Arias

Disfruta del 100% de las ventajas de SMUSIC haciéndote cliente Santander aquí


Las canciones de la semana - 19/4

Taylor Swift, Rauw Alejandro, Peso Pluma, Bad Gyal, Ozuna, Saiko, Jamie xx, Alice Glass, DJ Snake…

Leer

Los highlights del primer finde de Coachella 2024

El festival más grande del mundillo ofrece un paseo nostálgico cada vez más disperso generacional y estilísticamente, pero igual de emocionante

Leer

La nueva etapa de Maggie Rogers, en 5 claves

Analizamos “Don’t Forget Me”, el nuevo disco de la cantautora y productora estadounidense

Leer

Kendrick Lamar y Drake escalan su Guerra Fría

El hip hop es un deporte de competición… y de contacto. Repasamos la relación entre los dos raperos y la nueva polémica desatada por Lamar en “Like That”

Leer