Ozuna

Ozuna la vuelve a romper con “Cosmo”, su nuevo disco

Repasamos las claves del último trabajo del reggaetonero

Por Marta España

Ozuna publicó su nuevo disco, “Cosmo”, el pasado viernes 17 de noviembre. Ese mismo día, además, el puertorriqueño se encontraba en la 24ª edición de los Latin GRAMMY de Sevilla, por lo que el público asistente tuvo la suerte de escuchar uno de sus singles casi en primicia: el reggaetonero interpretó “Vocation”, su nueva colaboración junto a David Guetta. Un día más tarde presentaba el álbum en la capital española, dentro de la Sala Fitz, evento al que acudió incluso la mismísima Belén Esteban.

Su nuevo disco cuenta con colaboraciones de Anuel AA, Chencho Corleone, Maldy, Sky Rompiendo, De La Ghetto, Chris Jedi y el ya mencionado productor electrónico, entre otros. Además, supone un ejercicio que el propio Ozuna ha catalogado como una reinvención del reggaetón, por lo que encontramos una evolución significativa en los seis años de trayectoria del artista.


Analizamos algunas de sus claves fundamentales:

Vuelta a empezar

Se trata del sexto álbum de estudio en solitario del cantante. Fuera de éstos, también cuenta con un disco colaborativo junto a Anuel AA (“Los Dioses”, de 2021) y un disco en directo (“Ozu Vivo”, publicado este mismo año). Así, en su nuevo disco podemos encontrar un ejercicio de experimentación hacia géneros con los que no había trabajado previamente, si bien otras canciones resultan una vuelta a sus orígenes, tanto en lírica como en música.

Moviéndose con los tiempos

El puertorriqueño considera que “Cosmo” es un ejercicio en el que se adapta al contexto actual. Así, considera que el mundo se encuentra constantemente en cambio, desafiando las leyes de la moda, la ropa, la música y el arte. Por ello, afirma que el reggaetón debe de evolucionar, desafiando así a los puristas del género y dando un paso hacia delante en su sonido, más cercano a las generaciones jóvenes.

Nuevas fronteras musicales

Además, y en línea con el punto anterior, el reggaetón no es el único género con el que Ozuna juega en su nuevo trabajo. Dicho de otro modo, el “negrito de ojos claros” abandona el puritanismo del género y abraza otros subgéneros de música urbana, como el funk carioca, la EDM de los 2000 y algo de techno. Además, da pie al uso de texturas e instrumentos de origen tradicional y folclórico, como es el caso de “Mar de Lágrimas”, cuya producción (que apunta al reggaetón más suave) recuerda a las de su álbum debut, “Odisea” (2017), época en la que estaba de moda fusionar los ritmos latinos con el lo-fi y las guitarras acústicas.


Adiós al oso

Ha dejado de lado la imagen del osito, que casi siempre había acompañado a sus anteriores trabajos en el apartado gráfico. Antes de “Cosmo”, el rapero presentaba su proyecto bajo una estética en la que su aspecto físico no se evidenciaba tanto, quedando oculto bajo la imagen de un oso de peluche que parecía la cara visible de la formación. Ahora aboga porque la gente conozca quién es él realmente, en tanto que considera que el público prefiere la historias reales contadas con sinceridad.

En lo alto, cómo no

Así, las visuales del álbum muestran a Juan Carlos Ozuna Rosado (la persona detrás del proyecto) rodeado de mujeres y otros elementos que parecen perseguirle, en un encuadre que recrea una pirámide: por supuesto, el puertorriqueño se encuentra en la cúspide de ésta, encontrando así un enfoque contrapicado que recuerda a la estética del trap, donde el protagonista se sitúa en posición dominante.

Alarde, pero también mensaje

Además del sexo explícito (la temática más frecuente dentro del género que realiza), Ozuna también deja espacio para la crítica social: “A los pobres se le priva de la educación, los chamacos están perdiendo la imaginación, muchos buscan la manera de sobrevivir” son algunos de los versos de su canción “SM”, en colaboración junto a Lito MC Cassidy. Por otra parte “Made in Qatar”, canción con la que abre el disco, vuelve (del mismo modo que sus artes gráficas) a los tópicos que imperaban en la música urbana antes del Covid-19: “Cuando se hable de música tienen que hablar de mí (…) cantante karaoke, chequéate el Spoti, estoy como Messi en Argentina, yo soy príncipe en Qatar, no me he cansa'o de gastar, tú eres 100x35, yo soy la FIFA mundial”. De este modo, el reggaetonero regresa (del mismo modo que Bad Bunny en su “nadie sabe lo que va a pasar mañana”, lanzado también en 2023) a las temáticas cliché de la industria rap: de empezar de cero y convertirse en una estrella mundial.


Así, podemos considerar “Cosmo” como un ejercicio en el que Ozuna se reinventa a sí mismo sin perder su identidad. Tras más de un lustro en la cabeza del reggaetón, es capaz de adaptarse a los nuevos formatos en los que éste se está transformando, siempre dejando un hueco para la nostalgia (que parece tendencia este año para los puertorriqueños).


Escrito por Marta España || Foto: Gio Alma

Disfruta del 100% de las ventajas de SMUSIC haciéndote cliente Santander aquí


María José Llergo: belleza y luz

La joven de 29 años vive un momento dulce: ganadora de un Goya en 2022, este año ha actuado en la gala de los premios y está disfrutando del apacible éxito de “ULTRABELLEZA”

Leer

Vampire Weekend están de “comeback”

El grupo estadounidense ha acompañado el anuncio de su próximo disco con dos temas y sendos videoclips

Leer

Shakira anuncia su primer disco en siete años, “Las mujeres ya no lloran”

El sucesor de “El dorado” llegará a las tiendas el próximo 22 de marzo e incluye 16 canciones, de las cuales una decena son inéditas

Leer

Las diez canciones de la semana - 16/2

Dua Lipa, Ariana Grande, Beyoncé, Mariah Carey, Karol G, Tiësto, Ethel Cain, Vampire Weekend, Kim Gordon…

Leer