MAGAZINE

Así fue el show de Usher en la Super Bowl

El padre del R&B y el hip hop durante la década de los 2000 sorprendió con un espectáculo nostálgico en el que recorrió toda su discografía acompañado por otros notables artistas como will.i.am (Black Eyed Peas), Alicia Keys, H.E.R. o Ludacris

Por Marta España

La Super Bowl es el encuentro final de la National Football League (NFL), la liga profesional más importante de fútbol americano. Así, se trata de uno de los eventos deportivos más afamados en Estados Unidos, que celebró su LVIII edición la pasada madrugada: a las 00:30 del lunes 12 de febrero (hora española) tuvo lugar el encuentro entre los Kansas City Chiefs y los San Francisco 49ers, dentro del Allegiant Stadium de Las Vegas. Los Chiefs se hicieron este año con la copa, con una victoria 25 a 22 sobre los San Francisco 49ers.

Usher era el artista invitado para actuar durante el Halftime Show de este año. Artista a caballo entre el rap y el R&B, tuvo su máximo apogeo durante la década de los 2000 (cuando dicho género musical estuvo en la cima del mainstream) por lo que su presencia en el evento era inesperada semanas antes de que tuviese lugar. Recordemos que, desde 1967 (cuando tuvo lugar la primera celebración de la Super Bowl) han pasado por allí algunos de los titanes más importantes de la música pop mundial, tales como Diana Ross, Paul McCartney, The Who, Madonna, U2, Lady Gaga o The Rolling Stones. Sin embargo, actuar en el descanso del partido, en un show presentado por Apple Music, le vino que ni pintado al cantante puesto que su noveno disco, titulado “Coming Home”, está disponible desde el 9 de febrero (el pasado viernes, solo tres días antes de su show). Este trabajo es su primera producción musical original desde “Hard II Love” en el año 2016, si bien en su concierto recordó algunos de los momentos más importantes de su carrera y hubo espacio para grandes éxitos como “Yeah!” o “Confessions Part II”, apodada como la mejor canción R&B del siglo para la revista Rolling Stone.


“Era muy de mi pasado, celebrando mi presente, que está aquí en Las Vegas, y pensaba hacia dónde nos dirigimos en el futuro. ¿Por qué canciones me conoce la gente? ¿Qué canciones han sido una celebración de mi carrera? Esa era la idea” explicaba el cantante cuando le preguntaron cómo y por qué había planificado su show. De este modo, el oriundo de Texas comenzó el espectáculo ataviado con un traje blanco a dos piezas con llamativos detalles plateados, rodeado de un conjunto de bailarines que dieron forma a dos de sus éxitos más conocidos: “Yeah!” y “Caught Up”. De este modo, Usher homenajeaba a Mihael Jackson en vestimenta y coreografía, portando un guante blanco en su mano izquierda y replicando el famoso moonwalk. La primera parte de su show culminaba en una pequeña pasarela, ubicada estratégicamente en el centro del campo: así, tras el cuarto tema de su setlist, y en un momento clave de la actuación, el artista dio paso a su primera invitada: Alicia Keys, que aparecía en casi todas las apuestas del espectáculo antes de que éste tuviese lugar. La artista comenzó cantando en solitario un pedazo de su canción “If I Ain’t Got You”, para más tarde unirse al rapero en “My Boo”, uno de los featurings más importantes de Usher, perteneciente a su álbum “Confessions” de 2004. Acto seguido, Jermaine Dupri aparecía para conmemorar el 20º aniversario de dicho álbum.

Tras las primeras apariciones estelares de la noche tuvo lugar la segunda parte del espectáculo: Usher aparecía ahora sobre un escenario circular, que se transformaba con deslumbrantes efectos visuales a lo largo de cada canción. En este momento del show, interpretó temas como “Superstar”, “Love in this Club” o “Confessions Part II”, durante los que tuvo lugar un desnudo parcial por parte del artista, duramente comentado y criticado en redes sociales.

Una segunda invitada sorpresa aparecía en el escenario: H.E.R. cautivó a la audiencia con un solo de guitarra que recordaba a Prince y, más adelante, will.i.am colaboraba con Usher en “O.M.G.”. De este modo, el cantante le devolvía el favor al de los Black Eyed Peas, que en 2011 le invitaba a su Halftime Show junto a otros artistas como Slash. Hacia el final del espectáculo, Ludacris hacía su aparición estelar para cantar “She Don’t Know”, canción con la que se cerró el Halftime Show y, del mismo modo que la anterior, perteneciente a su álbum “Raymond v Raymond” publicado en 2010. Entre medias, sin embargo, tuvo lugar uno de los puntos álgidos de la noche: Lil Jon interpretaba su éxito “Turn Down for What”, una de las canciones más virales en los últimos años.

Así, el padre del R&B deja para la posteridad un concierto en el que, en tan solo quince minutos, repasó toda su discografía acompañado de algunos de sus pilares más importantes. Un espectáculo basado en la nostalgia donde el rapero se homenajeó a sí mismo y a algunas de sus principales influencias que, sin embargo, dejó al público bastante frío tras la actuación de Rihanna en la pasada edición.

Foto: GETTY

Disfruta del 100% de las ventajas de SMUSIC haciéndote cliente Santander aquí


María José Llergo: belleza y luz

La joven de 29 años vive un momento dulce: ganadora de un Goya en 2022, este año ha actuado en la gala de los premios y está disfrutando del apacible éxito de “ULTRABELLEZA”

Leer

Vampire Weekend están de “comeback”

El grupo estadounidense ha acompañado el anuncio de su próximo disco con dos temas y sendos videoclips

Leer

Shakira anuncia su primer disco en siete años, “Las mujeres ya no lloran”

El sucesor de “El dorado” llegará a las tiendas el próximo 22 de marzo e incluye 16 canciones, de las cuales una decena son inéditas

Leer

Las diez canciones de la semana - 16/2

Dua Lipa, Ariana Grande, Beyoncé, Mariah Carey, Karol G, Tiësto, Ethel Cain, Vampire Weekend, Kim Gordon…

Leer