Ralphie Choo

Los mejores videoclips de 2023

Diez piezas audiovisuales que entran tanto por los oídos como por los ojos, de la mano de los mejores artistas nacionales e internacionales del momento

Por Anton Casas

Homenajes cinematográficos, paseos a pie o en ferri, pesadillas internas y deseos oscuros, pogos surrealistas e himnos futbolísticos que son mucho más, artistas en las alturas… Os dejamos una selección de diez videoclips que, tanto desde un rincón intimista y alejado del mundanal ruido como desde una ambición desmedida, pero sincera, canalizan las propuestas sonoras de los artistas en conceptos visuales.

10. The Weeknd - Is There Someone Else?

El tribunal popular ha sentenciado a The Weeknd este año. Se le acusa de onanismo narrativo. La prueba irrefutable, “The Idol”. Tampoco es que nos tomara por sorpresa esta querencia de Abel Tesfaye por recuperar celebrados artefactos retro y adaptarlos para regocijo de su figura. Si en la serie de HBO exprimió el jugo de “Showgirls” hasta quitarle toda la vitamina –la sátira se le volvió en contra–, en los videoclips de sus canciones se ha mostrado más acertado, sin caer en banalismos o provocaciones que enturbien el visionado. Solo importan la música y la imagen. Como buena muestra, este homenaje nada velado al “Doble cuerpo” de Brian De Palma. Un refrito con mucho gusto.


9. Erik Urano - Radioactividad

Uno de los raperos españoles más respetados de los últimos años vagando, con una gestualidad casi como de pasarela de moda, por el hostil y a la vez arrebatador paisaje islandés para ponerle imagen a su homenaje a Kraftwerk. El sentimiento de urgencia que despiertan las alarmas y esa base techno en plena fisión nuclear se acentúa por los distintos ritmos que el montaje va dotando a un clip que no esconde la influencia del videojuego “Death Stranding” en ese espíritu de flâneur apocalíptico, pero que la sofistica mediante una fotografía y un etalonaje con mucha intención. Explosión de colores para detonar cada verso de Erik.


8. SZA - Kill Bill

Muchas listas de lo mejor del año han obviado la definición de “lista de lo mejor del año” para poner “SOS”, el último disco de SZA, en un (por otro lado más que merecido) primer puesto. Un aberrante agujero negro en el calendario del que nos salvamos en el caso del clip de “Kill Bill”, lanzado el pasado enero. Obviamente, el filme de Quentin Tarantino recibe su particular tributo, y Solana Imani Rowe se enfunda el traje de motorista, katana en mano, para dar caza a ese novio que quiso matarla. Acrobacias wuxia, anime de marca blanca y una coda que desconocíamos en la historia del personaje encarnado por Uma Thurman. ¿Cameo en la próxima y última película de Quentin?


7. Ralphie Choo & Mura Masa - MÁQUINA CULONA

Diez segundos de feístas imágenes de dentaduras varias son la puerta de entrada a la particular madriguera de conejo por la que nos invitan a descender los directores David Heofs y Roy Viceroy. La mirada lasciva con sonrisa desencajada de Ralphie Choo se encarga del resto. Y, sin darte cuenta, estás escapando de un caballero no muy medieval, comiendo de una vajilla escatológica, pidiéndole fuego a una langosta, planchando un salami, patinando por la oficina, bailando, en definitiva, con los miembros de rusia-idk. Un delirio colectivo por el que vale la pena ajustarse las dioptrías.


6. King Krule - If Only It Was Warmth

A veces, basta con un buen uso del blanco y negro, con saber regodearse en ciertas texturas –la liquidez difuminada de un oleaje, el reflejo en un rascacielos, nubes cargadas, el brillo en la piel de una serpiente–, con jugar a las sombras chinas (o a la retroproyección) para distorsionar tamaños propios y ajenos. Lo cierto es que, a pesar del título de la canción y el tono melancólico y algo oscuro del conjunto, en este clip, dirigido por él mismo, King Krule sí logra transmitir una cierta calidez, haciendo del paseo vacío un espacio mental en el que hablar consigo mismo. O, al menos, con sus sombras.


5. Doja Cat - Paint The Town Red

Cualquiera de las piezas audiovisuales que Doja Cat ha lanzado este año como acompañamiento de “Scarlet” podrían haber entrado en esta lista, pero este baile con la muerte y el demonio bajo el influjo de Burt Bacharach y Dionne Warwick insiste en quedarse grabado en la retina. De hecho, el clip se inicia con la artista ofreciéndonos su ojo, como invitándonos a ver a través de él sus diabólicas ensoñaciones, inspiradas en dibujos de la propia Doja, quién ha co-dirigido la pieza. Que nada se le escape, pues bien sabe que el diablo está en los detalles.


4. Oneohtrix Point Never - Nightmare Paint

Bebiendo del body horror de David Cronenberg, el director Andrew Norman Wilson imagina en este clip para el músico experimental Oneohtrix Point Never un cuerpo humano usado como lector de CDs. Una pieza más cercana a un visualizer que a un videoclip al uso, que, sin embargo, consigue empapar de imagen el sonido y viceversa –voluntad última y principal de cualquier acompañamiento visual de una canción, al fin y al cabo–. Así, usa la fundición de varios CDs, provocada por la inquietante mirada láser de un hombre que mira a través de una ranura carnal, como una forma de generar luz, texturas, colores, que dialogan de manera muy plástica con la electrónica de Daniel Lopatin.


3. Little Simz - Gorilla

Dave Meyers, el director del videoclip de “HUMBLE.”, repite aquí la fórmula usada para el tema de Kendrick Lamar, su firma, al fin y al cabo: una sucesión de ideas visuales, a cada cual más original, lanzadas sin descanso para conseguir esa reacción de estupefacción en el espectador. Eso sí, el realizador se adapta al estilo de Little Simz, confiada pero sin vacilar, celebrando el camino trazado para terminar flotando, literalmente, mientras rapea encima de la lujosa producción de Inflo. Una joya de mil caras correspondida por un vídeo con otras tantas capas. No podía ser de otra forma al unir el genio lírico de la rapera británica con la visión del director californiano. Goin' apeshit.


2. C. Tangana - Oliveira Dos Cen Anos

Antón Álvarez podría haber encarado la composición del himno del centenario del Real Club Celta de Vigo casi como un encargo con el que seguir agrandando su figura. Sin embargo, lo que ha conseguido con “Oliveira Dos Cen Anos” es agrandar el aura del equipo vigués, respetando no solo sus raíces, sino también amplificando el campo de homenaje hacia la totalidad de la cultura gallega –la intervención de la Coral Casablanca y las pandereteiras As Lagharteiras refleja bien este propósito–. El logro, sin duda, no se entendería sin el videoclip que acompaña al himno. En última instancia, este despliegue visual de altísima calidad es lo que termina consiguiendo que, ni que sea durante cinco minutos, uno viva inmerso en la hinchada celeste, empapado del sentimiento galego.


1. Mitski - My Love Mine All Mine

Un huevo roto del que aún se puede extraer algo de belleza como engañoso inicio a la escalada que Mitski protagoniza en este videoclip dirigido por A.G. Rojas. No hacen falta muchos elementos –tan solo la artista con los pies descalzos, ese huevo y un montón de viejas sillas de madera abandonadas en un frío plató– para aupar “My Love Mine All Mine” tan arriba como la cantante y compositora estadounidense desee, mediante una danza antigravedad tan frágil, tan grácil, como la balada que la impulsa. Mitski reposa en lo más alto de esa torre al borde del desequilibrio entendiendo que, como todos, tarde o temprano, caerá. Pero llegado ese momento, sabe que le quedará el amor.


Disfruta del 100% de las ventajas de SMUSIC haciéndote cliente Santander aquí


Las canciones de la semana - 19/4

Taylor Swift, Rauw Alejandro, Peso Pluma, Bad Gyal, Ozuna, Saiko, Jamie xx, Alice Glass, DJ Snake…

Leer

Los highlights del primer finde de Coachella 2024

El festival más grande del mundillo ofrece un paseo nostálgico cada vez más disperso generacional y estilísticamente, pero igual de emocionante

Leer

La nueva etapa de Maggie Rogers, en 5 claves

Analizamos “Don’t Forget Me”, el nuevo disco de la cantautora y productora estadounidense

Leer

Kendrick Lamar y Drake escalan su Guerra Fría

El hip hop es un deporte de competición… y de contacto. Repasamos la relación entre los dos raperos y la nueva polémica desatada por Lamar en “Like That”

Leer